in

Lo que la resolución de crucigramas puede enseñarnos sobre el liderazgo en seguridad



Recientemente, mi esposa comenzó a construir crucigramas para un periódico. Como uno de sus editores de crucigramas, aprendí que resolver un crucigrama y editar un crucigrama son dos cosas muy diferentes. Puede que no le sorprenda saber que creo que podemos aprender lecciones importantes sobre el liderazgo en seguridad a partir de esto.

Con eso en mente, aquí hay cinco lecciones importantes sobre el liderazgo en seguridad que podemos aprender al resolver crucigramas.

1. Conoce a tu audiencia
Cuando hacemos un crucigrama, generalmente nos enfocamos en nosotros mismos: si disfrutamos el crucigrama y cómo podemos resolverlo de manera más efectiva. Sin embargo, cuando trabajamos en un crucigrama, debemos pensar en los demás, es decir, en el público objetivo que resolverá el crucigrama. ¿Cuál es el público objetivo del rompecabezas? ¿Qué conocimientos generales o generales podrían tener? ¿Qué nivel de dificultad es el adecuado para ti? Estas son solo algunas de las muchas preguntas a tener en cuenta a medida que trabajamos y resolvemos el rompecabezas.

Lo mismo ocurre con el liderazgo en seguridad. Como contribuyente único, debemos centrarnos en lo que debemos hacer y cómo podemos hacer nuestro trabajo de la manera más efectiva. En una posición de liderazgo, sin embargo, tenemos que pensar en los demás. Tenemos que entender quién es el grupo objetivo de nuestro trabajo y qué es importante para ellos. Necesitamos aprender a priorizar y enfocarnos en los recursos limitados que tenemos. Necesitamos saber qué es importante para los miembros de nuestro equipo y qué podemos hacer para que sean más efectivos. Estos y otros pensamientos deben ser primordiales para un líder de seguridad.

2. Ver a través de los ojos de los demás
Al trabajar en un crucigrama, debemos ser capaces de ver el crucigrama a través de los ojos de los demás. ¿Qué entenderán los lectores? ¿Qué disfrutarán? ¿Cuáles son los punteros correctos para ellos?

Los oficiales de seguridad enfrentan un desafío similar. Por cada esfuerzo, iniciativa y proyecto en la organización de seguridad, existen una serie de preguntas que el gerente debe hacerse de manera preventiva. ¿Cómo es recibido por los responsables? ¿Qué sucede en otras partes de la organización que afecta la forma en que se recibe el mensaje? ¿De dónde vienen los líderes y otras partes interesadas y cómo afectará eso a la conversación?

3. Busca errores
Cuando trabajamos en un crucigrama, tenemos que estar atentos a los errores. No hacemos esto para criticar, sino para mejorar el rompecabezas.

Del mismo modo, un gerente de seguridad siempre debe estar atento a los errores, no para criticar al equipo, la organización de seguridad o la empresa, sino para mejorar la situación general de seguridad de la empresa. Cuando los oficiales de seguridad buscan errores, a menudo los encuentran frente a ejecutivos, partes interesadas, clientes o socios. Esto ayuda a la empresa a mantenerse un paso por delante de posibles problemas y desafíos de seguridad. El resultado es una organización más segura.

4. Piensa a largo plazo
Un buen editor de crucigramas estará atento a futuras ideas de crucigramas. Estas sugerencias pueden ayudar al escritor de acertijos y conducir a mejores acertijos en el futuro.

Del mismo modo, un buen gerente de seguridad debe estar atento a las tareas futuras que deben completarse antes de que estas tareas se consideren obligatorias desde fuera de la organización de seguridad. Esto significa que podemos adquirir experiencia constantemente y aplicarla para el futuro, a menudo con varios trimestres de anticipación. Significa centrarse en dónde debe ir estratégicamente la organización de seguridad, aunque puede ser demasiado fácil distraerse con emergencias y crisis operativas y tácticas que surgen todos los días.

5. Aprende haciendo
Mi esposa y yo estamos aprendiendo sobre el crucigrama mientras ella me observa editarlo y completarlo. Ella observa muchas cosas, incluida la forma en que abordo el rompecabezas, dónde lo rompo para empezar, cómo navego a través de él, mi lenguaje corporal y reacciones cuando lo completo, y muchos otros aspectos. Realmente no hay sustituto para aprender haciendo.

Del mismo modo, los oficiales de seguridad deben aprender a través de la acción. El administrador de seguridad inteligente se reúne con personas que tienen diferentes roles dentro del equipo de seguridad. Hará esto para ver qué procesos están funcionando y cuáles necesitan revisión. Intentará comprender qué herramientas son útiles y útiles en comparación con aquellas que son frustrantes y van en contra del equipo de seguridad. También querrá internalizar cómo los equipos trabajan juntos y si ciertos miembros del equipo pueden necesitar un pequeño cambio de actitud para que la organización de seguridad funcione de manera óptima. Realmente no hay sustituto para este aprendizaje experimental para una guía de seguridad.

Como guía de seguridad, podemos aprender mucho haciendo un crucigrama. La conclusión es que los líderes de seguridad que piensan en sus equipos, sus organizaciones de seguridad y las posturas de seguridad de sus respectivas organizaciones lo harán mucho mejor que aquellos que piensan principalmente en sí mismos. Es mejor dar que recibir, y el liderazgo en seguridad no es una excepción.

What do you think?

Written by Alan Kim

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

El error powerdir permite el acceso a datos de usuario protegidos de macOS

El desarrollador de JavaScript destruye sus propios proyectos en la «lección» de la cadena de suministro – Naked Security